Guillermo Benet: “Hoy en día las personas no saben muy bien lo que sienten y al final es una profunda sensación de soledad”

El Festival de Málaga de Cine (en Español) ya ha dado el pistoletazo de salida y nosotros con ellos también. Lo hicimos de la mano de los realizadores más jóvenes con la presentación del primer programa de Cortometrajes de esta edición, en la que se pudieron ver auténticas joyitas como El vestido, Madre, L’home llop o Les vimos reír y creímos que era de felicidad, a cuyo director, Guillermo Benet hemos podido entrevistar. Guillermo Benet ya estuvo el año pasado en el Festival presentando el corto “Septiembre” dirigido por Rafael Alberola del colectivo Vermut (formado por Guillermo Benet, Rafael Alberola y Cristina Hergueta). Ahora viene a presentar Les vimos reír y creímos que era de felicidad, en la que se puede ver una gran influencia de Roy Andersson y que se presenta en esta edición del Festival a concurso. Es el primer cortometraje firmado por los tres como colectivo Vermut. Os dejamos con él.

Festival de Málaga de Cine en Español

¿Qué habéis querido contar con este cortometraje tan “particular”?

Una sensación acerca de cómo pueden llegar a estar hoy las personas, la sinopsis del corto refleja muy bien lo que queremos contar: “una comedia filosófica sobre la nada”. Hoy en día las personas no saben muy bien lo que sienten y al final es una profunda sensación de soledad. Queríamos hacer una comedia dramática o un drama cómico con un tono especial que la gente al verlo no supiese si reír o llorar. Empezó siendo un corto muy pequeño, que íbamos a presentar al Notodofilmfest, pero poco a poco fue creciendo en lo creativo y nos dimos cuenta de que en cuanto al tono y ritmo necesitaba una duración de cortometraje al uso, de en torno a 15 minutos, y como vimos que funcionaba decidimos sacarlo adelante como cortometraje.

¿Por qué esa presencia tan protagonista de los animales en el corto?

Creo que los animales de alguna manera representan un poco la soledad de las personas o las dificultades a la hora de relacionarse con personas de los individuos que poseen esos animales. La propia protagonista tiene unas dificultades para relacionarse muy grandes y quizás su válvula de escape son los animales, su única relación con seres vivos. Y en el caso del otro protagonista hay una gran frustración en él, proviene de una familia de médicos y el ser veterinario representa la frustración perdida “el hombre que ha llevado a la saga de su familia al fracaso”. Representa también todas las exigencias a las que nos enfrentamos hoy en día respecto a lo que debemos ser. Hacía mucho tiempo que una generación no vivía peor que sus padres y creo que el personaje del veterinario refleja eso.

Festival de Málaga de Cine en Español

¿Cómo fue el proceso de realización?

Fue muy divertido tener que llegar a esa propuesta estética, porque es nueva para nosotros, no tiene nada que ver con lo que hemos hecho antes y tuvimos que encontrar las herramientas necesarias para llegar a ella en el proceso de preproducción. Tuvimos que encontrar unas localizaciones muy especiales, muy amplias, y no sabíamos muy bien cómo llegar a ellas, a nivel de acting sabíamos lo que queríamos, pero no muy bien cómo trabajarlo con los actores, por lo que fue un proceso muy de investigación, de encontrar un código y las herramientas que nos llevasen a él. Íbamos un poco ciegos hasta que encontrásemos lo que queríamos y al final acabamos muy orgullosos porque creemos que el resultado, aunque es muy radical, ya que somos plenamente conscientes de que hay gente a la que le puede encantar y otra realmente que puede decir “¿qué estamos viendo?”, pero está tan cerca de las ideas iniciales que teníamos que nos hace sentir muy orgullosos.

 

Somos plenamente conscientes de que hay gente a la que le puede encantar el corto y otra realmente que puede decir ¿qué estamos viendo?

 

¿Cómo te sientes al ser seleccionados por el Festival de Málaga?

 Muy contentos, ya que el corto ha sido seleccionado por tres festivales muy buenos y muy diferentes a la hora de programar como son Alcine, Medina y Málaga, los tres muy exigentes, y a la vez con personalidades muy distintas y eso nos hace pensar que, a pesar de lo radical de la propuesta, ha llegado de una manera muy buena al espectador y a la comunidad cinematográfica.

 

¿Cuáles son las dificultades a las que se enfrenta un realizador en el panorama audiovisual actual?

 Debemos encontrar nuevas maneras para hacer el cine que queremos hacer, con esas dificultades tenemos que convivir, son derivadas del mundo en el que vivimos, y si las vemos solo como dificultades creo que se van a convertir en un obstáculo que de alguna manera puede castrar los procesos creativos que debemos seguir como artistas. Si pensamos en el cine como una manera clásica, sí puede ser una dificultad, pero creo que nos deben llevar a explorar nuevas maneras que conviertan la situación actual en virtudes. Si cambiamos nuestra forma de hacer cine, podemos encontrarnos con una libertad creativa que probablemente antes no había. Las mayores dificultades están en nosotros. Es verdad que hoy en día es difícil vivir del cine, quizá la gran dificultad es que no se puede vivir de él como se vivía antes, pero debemos cambiar el punto de vista.

Debemos explorar nuevas maneras de hacer cine que conviertan las dificultades de la situación actual en virtudes

 

¿Cuáles son esas nuevas maneras de hacer cine?

Tienen que ver con el diseño de producción de los proyectos, con una cuestión de tamaño, de no estar colocado en la industrial. Parece que si no estás colocado en la industria al uso no estás haciendo cine y esa mentalidad hay que cambiarla. Uno debe reflexionar y decidir qué quiere hacer del cine, si industria o arte, hacerse preguntas para saber el cineasta/artista que quiere ser. Ser creador implica explorar esas nuevas formas de hacer cine, que no tienen que tener una etiqueta, sino que cada uno debe encontrar cuál es su manera de hacer cine.

TOP 5

Un libro: Limónov  de Emmanuel Carrère

Una película: Fuerza mayor de Ruben Östlund y Boyhood de Richard Linklater

Una canción: Heroin de The Velvet Underground

Un lugar: el bar Ribera en la plaza de Cascorro de Madrid si están mis colegas

Un sueño: que no me echen de la habitación de hotel a las 12.00 a.m.

 

Escrito el
Difúndelo por el universo:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn