Metronomy, el regreso de la precision al escenario

la foto-2

Ni la brisa helada que desprendía el mar, ni lo oscuro que estaba el cielo a las 3 de la mañana, ni el precioso skyline barcelonés, ni los cientos de estrellas que brillaban anoche en Barcelona, ni siquiera los trabajados outfits de los miles de modernos que llevan arreglándose la barba meses, tampoco las hamburguesas vegretarianas, ni los contenedores para reciclar repartidos por el recinto, ni las caravanas Volkswagen color menta que venden bocadillos de jamón, ni las parejas de pseudo-gemelos, ni los disfraces de Arcade Fire, ni la peculiar voz de Future Island, ni el bailoteo de Chvrches ni de Disclosure, ni las mezclas de Jamie XX, ni la electrónica de Moderat, ni las guitarras de Queens of Stone Age. Lo que ha destacado de esta primera jornada del Primavera Sound 2014 ha sido el espectáculo que han ofrecido los ingleses Metronomy, en el que convirtieron la música electrónica en un auténtico show.

Acostumbrados a ver tanto casual sobre los escenarios, las impecables chaquetas de estos chicos destacaban aún mas. Las desgana con la que a veces muchos artistas se suben al escenario hace que la explosión de energía que desprende este grupo sea mucho mayor.

metronomy

Me gusta el cuidado máximo que prestan a cada detalle, el sonido compacto de su música, el juego onírico de luces, los colores con textura de su escenografía, el impecable vestuario al más puro estilo de las bandas setenteras y la tan añorada preocupación por ofrecer un verdadero show con personalidad.

Me gusta el respeto que hacen sentir al espectador, su preocupación por la teatralidad, que recuerda a los concursos de preguntas y respuestas de la televisión americana de los 70. Metronomy es uno de mis grupos favoritos porque cuidan al máximo el pre show y luego, una vez en el escenario, lo dan todo, se entregan todos y cada uno de ellos al máximo.

Algunos de los miles que asistimos al espectacular escenario Rayban del Primavera Sound 2014 tuvimos la suerte de contemplar un anfiteatro que acogió el espectáculo del electro pop actual.

metronomy the look 03

Tres de la mañana y otros sonando en diferentes escenarios al mismo tiempo, pero sabía que la expectación sobre el cuarto álbum, Love Letters, y las ganas de verlos en directo eran generalizadas. Aun así soprendía ver miles de cabezas sentadas en la grada haciendo zig zag entre luces de neón y una gran masa de gente moverse cuando, de repente, se ilumino una enorme nube rosa al fondo del escenario al tiempo que comenzaba a sonar la electroelegancia de la banda británica y una figura negra con chaqueta blanca impoluta empezaba a sacudir su cuerpo y su bajo coordinando al milímetro cada uno de sus movimientos.

La fuerza que irradia este grupo sobre el escenario pone en clara evidencia la desidia de otros. La originalidad de sus videoclips se traslada a la realidad y la elegancia de la nota femenina y percusión del grupo, Anna Prior (a quien el publico primaverero trató muy bien), se multiplica en directo. Sin embargo, el maravilloso teclado del alma de esta banda, el rizos Joseph Mount (compositor, cantante, teclados y guitarra) se ve eclipsado por el protagonismo que inevitablemente cobra Gbenga Adelekan (bajo), que actualmente prepara disco en solitario. Sus movimientos son otra dimensión, la energía que desprende es difícilmente igualable.

metronomy 505diary.blogspot.com (7)

Al igual que la escenografia, el vestuario y la puesta en escena están milimétricamente cuidados, las letras tampoco están dejadas a la improvisación. A “Lover Letters” siguieron “I’m Aquarious”, “Reservoir, “Heart Breakers”, “Everythings goes my way” y otras muchas mas, que no hicieron mas que corroborar que estos chicos saben muy bien lo que hacen y lo hacen muy bien. Que se prepare el mundo y la música porque es el turno de Metronomy.

Escrito el
Difúndelo por el universo:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn