La Tía Mame o el temor a la responsabilidad

Un niño de diez años queda huérfano. La hermana de su padre se encargará de su educación, la tía Mame. Patrick Dennis, el niño, debía ser educado en una fe tradicional cristiana, asistir a las escuelas y universidades de la vieja usanza. Sin embargo, su tía Mame desecha el testamento del padre y, como durante toda la novela, hace lo que quiere: viajes de punta a punta, juergas de gran nivel, cultura snob, amores imposibles, una pareja nueva por noche… una feria. Todo esto, modula al pequeño Patrick de tal forma que cae en la cuenta de que es él quien debe cuidar a su tía y no al revés.

En estas páginas no sobran las anécdotas plagadas de humor. Los personajes que acompañan a la tía Mame se caracterizan por esa inmadurez burlona y algunas veces inocente que, sin duda alguna, despertará la risa del lector. El constante frenesí vital de la tía Mame podría enmascarar un temor a la responsabilidad, pero no es el caso de nuestro personaje. Ella, simplemente, es así.

Cianuro espumoso

La cordura está de parte de Patrick. Él se encarga de su tía desde temprana edad. Su personalidad se conforma entre el final de una época de bonanza y la llegada de una de crisis. De esta manera, Patrick acaba adquiriendo la responsabilidad que su tía jamás llegó a tener… quizás por no haberla necesitado nunca.

La novela transcurre en “Los felices años 20” de Estados Unidos, el crack del 29 y la posterior década de los 30. Recrea fielmente tanto el estereotipo de los inmodificables ricos de Tejas, como las excéntricas personalidades de Nueva York. Los lugares donde transcurren los hechos van desde los ranchos tejanos hasta Central Park y, lógicamente, la disparidad de costumbres entre ambas zonas es otro de los inputs con los que quedamos atrapados.

El autor nos cuenta, fundamentalmente, la inexplicable personalidad adulta de Patrick basada en el sentido común y la sensatez, después de pasar su vida con la excéntrica, cómica, multimillonaria, sensual, irritable, melancólica, infantil, caprichosa y adorable tía Mame. En un tono burlón, la historia de la inolvidable tía Mame y de su maduro sobrino Patrick no dejará al lector indiferente ya que conseguirá hacerle llorar de la risa.

Escrito el [ssba]