Jon Hopkins – “Late Night Tales”, homenaje a la maravilla

late2Seguro que todo hijo de vecino que se precie recuerda con esa precisión idílica que da la nostalgia las etéreas notas que abrían y cerraban “Viva la vida or death and all his friends”, que, por otra parte, y si mal no recuerdo, fue el último disco decente de Coldplay. Lo cual es una pena, pero esa es otra historia de la que hablaremos alguna vez largo y tendido en SidesOut. La mayoría tenía asociada esa intro-outro con el productor de aquel álbum, Brian Eno, pero lo cierto es que la melodía estaba “prestada” del tema de Jon Hopkins “Light through the veins”. Recordemos que Brian Eno fue mentor de Hopkins y que este participó en algunos de los excelentes álbumes que ha traído Eno en este siglo.

¿Es lícito que el talento de mentes anónimas sirva para alargar la sombra de unos pocos? ¿Dónde termina la genialidad y empieza la impostura? Se lo podemos preguntar a The Prodigy, o a Daft Punk, o a todos esos que nos redescubren músicas olvidadas para hacerse de oro. Apoyarse en el talento ajeno para hacernos sentir y comprender es y será siempre no solo un simple derecho, sino también un don solo reservado a las mentes brillantes que escriben la historia artística de este mundo. Y aquí se sienta cátedra.

Porque en esta ocasión, es el bueno de Jon quien rescata algunos de los temas que mejor conectan con su estilo para traernos este nuevo volumen de “Late Night Tales”, una de esas series de recopilatorios que, como “Dj Kicks” o “Back to mine”, se sirven de la mano maestra de artistas consagrados para elevar el concepto de “mix” a la categoría de obra de arte. Melodías de una melancolía casi hiriente, brumas, susurros, muros sonoros y juegos líricos se alternan con un exquisito sentido del homenaje y con una voluntad plena de construir un discurso propio. Si por algo se ha caracterizado el compositor británico es por su capacidad para transportarnos a paisajes donde la paz y el éxtasis conviven en una armonía sin solución de continuidad, como en nuestros sueños más profundos (pienso en “Open Eye Signal” y “Abandon Window”, una dupla absolutamente sublime de su último álbum de estudio, “Immunity”, que resume perfectamente su ideología estética). Aquí Hopkins habla a través de sus filias, dejando que seamos nosotros los que sintamos el latido de su sensibilidad musical.

Pero ahora solo déjate llevar, abstráete, vuela. Te prometo que volverás a este lado de la vida con el espíritu más limpio y la convicción de que mañana volverá a salir el sol para darte otra oportunidad.

Escrito el
Difúndelo por el universo:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn